De La Oposición Por Inercia

El debate político debe centrarse siempre en el cumplimiento de los fines del Estado: buscando siempre el bienestar común, resaltando las iniciativas valiosas, visibilizando el progreso social y criticando las decisiones retardatarias siempre desde la objetividad y basado en los datos. De lo contrario seguiremos en discusiones sin propósito, ni fin. Es decir, inertes.

Los resentidos de la tierra

  Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de la Revista John Galt.   Una de la peores consecuencias que trajo la aplicación del marxismo a las ciencias sociales, fue fomentar el victimismo en los […]