La historia de las “víctimas”

Lo que resulta extraño ―y preocupante― es que sean sólo las voces de los fabricantes de víctimas, de los exotistas y de los “social justice warriors” las que tengan mayor presencia en el sistema educativo, en los medios de comunicación y en millones de cuentas de Facebook y Twitter.