¡Que vivan los conversos!

  “La culpa es mucha y es ducha: por haber dejado mi tierra para ser un desterrado y, al mismo tiempo, dejado atrás a los que iban en la misma nave, que yo ayudé a echar al mar sin saber que era al mal”.     Este es un espacio de expresión libre e independiente […]