Reactivación económica y problemas estructurales: los estragos de la pandemia en Colombia

“A pesar de los esfuerzos en materia de política pública realizados por el Gobierno, aún hay espacio de mejora. Se debe impulsar la reactivación económica con inversión en infraestructura en corto plazo, a la vez que se mitigan los problemas estructurales profundizados por la pandemia

Jairo Enrique Galvis

Imagen tomada de: https://n9.cl/he79

Antes de la pandemia, Colombia venía en una senda de crecimiento que, si bien no era la ideal iba por buen camino. Se pasó un crecimiento del PIB de 1,4% en el 2017 a uno de 3,3% en el 2019, siendo el más alto en comparación con los demás países de América del Sur (ver figura 1), pero acompañado de problemas estructurales como las brechas de desigualdad, pobreza y desempleo. Sin embargo, a mediados de marzo, se desató la emergencia sanitaria por el coronavirus acompañada de la caída de los precios del petróleo. Esto generó un punto de inflexión que desvió la ruta de desarrollo y profundizó los problemas estructurales del país.

Figura 1. Elaboración propia. Fuente: Banco Mundial

Ante esta situación, el Gobierno nacional ha tomado varias medidas para enfrentar la crisis y mitigar los efectos de la pandemia. Estas, están condensadas en el CONPES 3999 “Estrategia de respuesta inicial ante los efectos de la pandemia del COVID-19 sobre la salud pública, los hogares, el aparato productivo y las finanzas públicas”. De acuerdo con las cifras presentadas por el Ministerio de Hacienda y Crédito Público – MHCP, la pandemia ha demandado incrementos del gasto para atender las necesidades en salud por 8.650,00 millones de pesos, atención a la población vulnerable por 10.061,00 millones de pesos y el tejido empresarial 9.307,00 millones de pesos. Un total de 28.019,00 millones de pesos de los recursos del Fondo de Mitigación de Emergencias (FOME).

De esta manera, a la fecha el 89% de la población pobre y vulnerable recibe al menos una transferencia social gracias a programas como Ingreso Solidario y Devolución del IVA. De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación – DNP, se pasó de 4.557.943,00 de hogares que recibían alguna transferencia antes de la pandemia a 7.857.934,00 hogares después de la pandemia. Así como, el Programa de Apoyo al Empleo Formal (PAEF) ha beneficiado a más de 131.000 empresas y 3,2 millones de empleos según cifras del Ministerio de Hacienda.

De cara a la reactivación económica el gobierno ha buscado consolidar una senda de inversión pública que permita reactivar el aparato productivo y generar empleo. Para esto, se cuentan con distintos instrumentos de política, entre los que se destacan el Marco Fiscal de Mediano Plazo (MFMP), el plan de inversiones del Presupuesto General de la Nación (PGN), y el documento CONPES de reactivación económica. Estos consolidan el Nuevo Compromiso por Colombia presentado por el presidente Iván Duque en la instalación del acto conmemorativo del 20 de julio.

El Nuevo Compromiso por Colombia se fundamenta alrededor de cuatro compromisos: el compromiso con la generación de empleo, apalancado por un mayor gasto en infraestructura; el compromiso con el crecimiento limpio y sostenible, en el que se destaca la transición energética; cambio climático y reforestación, el compromiso con los más pobres y vulnerables de la sociedad; con la extensión de ingreso solidario hasta junio del 2021 y el compromiso con el campo y paz con  legalidad, en el que se va a tener una inversión alrededor de 7 veces que el promedio de los últimos 30 años.

No obstante, a pesar de los esfuerzos en materia de política pública realizados por el Gobierno, aún hay espacio de mejora. Si bien, algunas de las barreras que enfrenta el país se han venido trabajando, como políticas para una mayor inclusión financiera de la población, una mayor cobertura y focalización de los programas sociales, aún se debe trabajar en los problemas estructurales profundizados por la pandemia. Algunos de estos son: 1) un mercado laboral deficiente,  que requiere medidas para reducir una tasa de desempleo de dos dígitos teniendo en cuenta que alrededor del 50% de los trabajadores tienen un empleo informal; 2) brechas de desigualdad y pobreza, ya que a pesar de tener un buen crecimiento, la desigualdad ha sido persistente y ha aumentado junto a la pobreza debido a la pandemia;  fortalecimiento del aparato productivo, puesto que se requiere brindar apoyo a las pequeñas y medianas empresas; 3) crecimiento limpio, en el que se necesita que sea sostenible en largo plazo; y 4) la necesidad de un gasto público eficiente que permita hacer más con menos, dado el reciente aumento de este, pero sin un aumento del ingreso público.

Por último, si bien el gasto de inversión en infraestructura es fundamental para reactivar la economía, ya que trae como consecuencia efectos positivos a corto plazo sobre el crecimiento económico a través de la actividad productiva y empleos en obras civiles y sectores encadenados (Mejía & Delgado 2020). También, es importante destacar que para obtener los resultados esperados, se requiere que el paquete de proyectos propuestos por el Gobierno se haga efectivo en el menor tiempo posible. Ya que de acuerdo con Ramey, profesora de la Universidad de California y miembro electo de la Academia Estadounidense de Artes y Ciencias,  bajo ciertas condiciones, la inversión pública brinda un fuerte respaldo a los beneficios a largo plazo del gasto en infraestructura, pero puede no ser estímulo a corto plazo más idóneo. Por lo tanto, se debe impulsar la reactivación económica a través de una ejecución eficaz y eficiente de los proyectos inversión en infraestructura en el corto plazo, a la vez que se mitigan los problemas estructurales profundizados por la pandemia.

Referencias Bibliográficas

Banco Mundial (Crecimiento del PIB (% anual); acceso el 11 de septiembre de 2020), https://datos.bancomundial.org/indicator/NY.GDP.MKTP.KD.ZG

Carrasquilla, Alberto. “¿Qué le espera a Colombia después del virus?”. Seminario virtual. ANIF. 9 de septiembre de 2020.

MEJÍA, Luis F., et al. Impacto macroeconómico y social de la inversión en infraestructura en Colombia, 2021-2030. 2020.

RAMEY, Valerie A. The Macroeconomic Consequences of Infrastructure Investment. National Bureau of Economic Research, 2020.

Rodríguez,  Luis Alberto. “¿Qué le espera a Colombia después del virus?”. Seminario virtual. ANIF. 9 de septiembre de 2020.

 

 

Autor entrada: Jairo Galvis

Jairo Galvis
Jairo Galvis es estudiante de Economía de la Universidad Nacional de Colombia y pasante de la Dirección General del DNP. "La escritura es la pintura de la voz", Voltaire. @Jairo_GalvisA.