La popularización como enfoque educativo: desde el individuo para la comunidad

La popularización como enfoque invita a los individuos como sujetos de acción de sus comunidades en el proceso de comprensión, aprehensión y apropiación del conocimiento para la construcción de alternativas de solución a las problemáticas presentes en un contexto específico.

 

Imagen tomada de https://bit.ly/2PTQL4O

 

La educación es un proceso en el que se busca que el individuo adquiera conocimientos que son esenciales para la interacción social y el desenvolvimiento en su medio. El paradigma educativo se encuentra en constante transformación, la cual se debe a innovaciones en materia de modelos de enseñanza y aprendizaje que realizan docentes, pedagogos e investigadores del tema. Estas nuevas propuestas optan por proponer enfoques que intentan resolver cuestiones de fondo a las que la educación es ajena y por lo cual, debería inmiscuirse más en ellas, ya que esto permite que sea el individuo quien pueda construir conocimiento tanto para él, como para la comunidad en la que convive.

 

Dada la situación actual, es evidente que desde ya se están replanteando elementos, modelos, métodos y contenidos de la enseñanza que se han dado a la práctica hasta hoy en día. Muchos de estos replanteamientos recaen sobre los currículos educativos a nivel nacional, ya que poseen un problema común relacionado al aprendizaje en el contexto, pues la enseñanza tiende a generalizarse, como si el contexto fuera el mismo para cada individuo u zona del país.

 

Para Velásquez (2009) esto trae “serias implicaciones a la hora de abordar el medio en la escuela, conllevando al desarrollo de acciones educativas desligadas de la realidad que incapacitan en la contribución de los retos del contexto en el que habitan cada uno de los individuos” (p. 65). Al tener un currículo descontextualizado, los contenidos no se ajustan a los intereses ni necesidades de los estudiantes; por lo tanto, no se permite que el conocimiento sea interiorizado por ellos y tampoco no encuentran una relación entre la escuela, su entorno y lo que han aprendido en su diario vivir, lo que causa que se ignoren las particularidades del medio y la oportunidad de estudiar el entorno.

 

Esta situación conllevo a que se comenzará a hablar de la educación en el contexto, la cual se enriquece de distintos enfoques con la finalidad de establecer la relación del individuo con el medio a través de la enseñanza y el aprendizaje. Uno de ellos es el enfoque de la Popularización, por lo cual, la finalidad de este ensayo es exponer este enfoque desde sus exponentes, su problema de interés, su metodología, sus actores y su importancia para que pueda tomarse como referencia en los procesos de enseñanza y aprendizaje próximos que indiscutiblemente necesitan la participación de los individuos de una comunidad para el entendimiento del contexto donde se desenvuelven.

 

Una primera idea acerca de la popularización

 

Las Ciencias Sociales modernas cada vez encuentran más enclaves que permiten sofisticar la teoría y la práctica de la cual hacen su objeto de estudio. Los procesos formales o no formales permiten entender que las Ciencias Sociales se mueven en distintas direcciones y que gracias a ese movimiento es que podemos encontrar nuevos procesos que aportan al desarrollo de dicha ciencia. Sin embargo, muchos de estos procesos aún son muy nuevos, poco probados o inusuales, como es el caso de la popularización, la cual por medio del siguiente estado del arte se trata de conceptualizar a través de distintos autores y posturas.

 

A pesar de que hace medio siglo se hubieran empezado a plantear procesos relacionados con la enseñanza y aprendizaje desde el contexto de las comunidades, es hasta hace aproximadamente una década que se plantea un enfoque convincente en el que convergieron todos los postulados anteriormente expuestos: La Popularización. Este es un enfoque que surge de los métodos y procesos de enseñanza relacionados con la Investigación Acción Participativa propuesta por el sociólogo Orlando Fals Borda (1981) y de la Teoría de la Comunicación Popular de Mario Kaplún (1985). También cabe aclarar que la popularización como enfoque, no se relaciona con la “Educación Popular” porque parten de distintas finalidades, metodologías, contenidos e intereses.

 

Ahora, se entiende la popularización como el hecho de hacer popular algo, partiendo de esta rápida definición lo que se quiere decir es que es un proceso por el cual un tema objeto de una comunidad (no necesariamente educativa), debe hacerse visible para todos, durante un ejercicio de participación en el cual todos visibilicen, definan, aporten y construyan alternativas de solución.

 

Estado actual del enfoque de la popularización

 

Comenzando por una de sus máximas exponentes, Duque (2014) plantea que la popularización implica en sí misma la participación de las comunidades, por lo cual se promueve la sostenibilidad social: “esto se hace ya que las comunidades pueden identificar y proponer las prioridades de gestión y las acciones urgentes, lo que genera procesos de identidad cultural frente al entorno inmediato y el fortalecimiento de grupos y organizaciones comunitarias existentes” (p. 39). Es por ello que cada uno de los individuos de una comunidad son los actores principales del proceso, pues es de ellos donde surgen estos procesos.

 

De igual forma otra de sus máximas exponentes, Quintero (2016) plantea que la traducción de un complejo lenguaje científico a un lenguaje sencillo que “pueda ser comprendido y apropiado por cualquier ciudadano es el proceso de la popularización, la cual pretende como estrategia educativa, una apropiación por parte de los actores sociales de su contexto y un interés intrínseco por protegerlo en comunidad” (p. 15). Desde el conocimiento del contexto es de donde los individuos empiezan a construir los métodos por los cuales un tema en cuestión se vuelve objeto de una comunidad.

 

Duque (2014) afirma que, para el proceso de popularización, deben existir estrategias educativas que permitan “una apropiación por parte de los actores sociales tanto del problema como de la solución. Uno de los factores importantes en el proceso de popularización son los actores, pero la comunidad no es en sí misma un actor universal” (p. 15). Según Quintero (2016) los sujetos popularizadores, que es el otro actor social del proceso, como “conocedores de problemas y soluciones, deben ser sujetos comunicadores y esto funciona a través de la dialógica y mediante el reconocimiento del universo vocabular de las comunidades y el proceso de prealimentación” (p. 16). Lo que termina por acompañar la finalidad del enfoque: hacer popular un conocimiento dentro de una comunidad.

 

Kaplún (1985) uno de los primeros autores del enfoque, toma en cuenta el proceso de prealimentación invirtiendo el proceso comunicativo formal. Según el, la prealimentación enseña que “el destinatario debe ir al principio, es decir, originando los mensajes, inspirándolos y siendo fuente. En este sentido funciona el proceso de la popularización, ya que la comunidad es la fuente, es la que crea el mensaje y los lleva a todos sus actores” (p. 101). Por lo que se puede sugerir, que los individuos son sujetos transformadores pero a la vez portadores de un conocimiento que debe transmitirse en comunidad.

 

Durante el proceso de popularización es importante percibir y partir de los individuos como sujetos que aportan a las comunidades. Según Quintero y Duque (2016) esto funciona porque la popularización se da “con el objeto de que pueden vivir adecuadamente un proceso de apropiación y producción de significados que logre la  efectividad en las soluciones” (p. 16). Kaplún (1985) escribe a su vez que la organización sin comunicación tampoco funciona bien. Según el autor, nadie participa en algo si no está informado, y “para que la comunidad se organice, necesita comunicarse, lo que lógicamente significa tener medios de transmisión de la información. La comunicación es un instrumento imprescindible de la organización en comunidad, la cual logra y abastece el proceso de la popularización”. (p. 113)

 

Pérez (2010) plantea que “las propuestas educativas sobre popularización deben reproducir modelos particulares de producción de conocimiento, antes que intencionalidades pedagógicas” (p. 186). Y esto es lo coherente, puesto que las representaciones educativas sobre las que se da el conocimiento, suelen ser científicas, pues se trata de la búsqueda por poner a quien aprende a que encarne la figura de quien produce conocimiento.

 

En conclusión lo que se puede tomar de este debate acerca del proceso de la popularización es, en primer lugar, que es un concepto nuevo en las ciencias sociales y por lo tanto experimenta modificaciones a medida que pasa el tiempo. Por otro lado, reconocer que el proceso de popularización como método educativo, resulta efectivo puesto que lo que busca es formular un pensamiento comunicativo y crítico en comunidad desde los individuos, para que actúen en su contexto, resuelvan sus problemáticas y reconozcan sus fortalezas, lo que también los diferencia de otras comunidades.

 

Experiencias del enfoque

 

En este apartado se citan dos experiencias sobre la aplicación del enfoque de la popularización. La primera es de las autoras Duque y Quintero (2014), quienes realizaron una investigación sobre la aplicación del enfoque educativo de la popularización a través del derecho a la conservación ambiental en la comunidad de pescadores en la Ciénaga de Ayapel, Colombia. La finalidad de este proyecto fue proponer la participación activa de los individuos en la toma de conciencia y procesos por medio de un ejercicio en el que se proponían acciones desde la comunidad para proteger sus derechos y deberes en torno a la protección, conservación y preservación del medio ambiente.

 

La segunda de ellas es la investigación que realice en la vereda El Manzano, en el Municipio de La Calera, Cundinamarca (2020). Desde el enfoque de la popularización se diseñó una guía en la que se trabajó con la comunidad en procesos de comprensión, apropiación y aprehensión de los recursos naturales y problemas ambientales de la zona. Categorías como el Saber Campesino y Nueva Ruralidad fueron fundamentales, ya que el enfoque proporcionó que cada individuo de la vereda El Manzano participante del proyecto, pudiera aportar desde su cosmovisión los conocimientos y experiencias relacionados al contexto ambiental y así poder construir una propuesta que contenía una serie de alternativas de solución a la situación ambiental de la vereda.

 

Conclusión

 

Quiero dar esta definición a lo último de este ensayo para generar un mejor entendimiento del enfoque: La popularización es una herramienta educativa de participación en la que se dan procesos de comprensión, aprehensión y apropiación del conocimiento, el cual debe ser producido por medio de la comunicación desde los individuos para las comunidades.

 

La popularización contribuye al proceso de enseñanza y aprendizaje al consolidarse como un enfoque en el que participan no sólo los sujetos inmersos en el proceso educativo entre la escuela y el estudiante, sino también invita a los individuos como sujetos de acción de sus comunidades en el proceso de comprensión, aprehensión y apropiación del conocimiento para la construcción de alternativas de solución a las problemáticas presentes en un contexto específico.

 

Referencias

 

Duque Quintero, S. P., Quintero Quintero, M. L., & Duque Quintero, M. (2014). La educación ambiental en comunidades rurales y la popularización del derecho a la conservación del entorno natural: el caso de la comunidad de pescador es en la ciénaga de Ayapel (Colombia). ​Revista Luna Azul,​ (39). Recuperado de: http://200.24.17.10/handle/10495/3109

Escobar, D. F., Tovar, J. S. (2020) Propuesta de rediseño ambiental desde el enfoque educativo de la popularización de los recursos naturales: una experiencia pedagógica en la Institución Educativa Rural El Manzano”. Universidad La Gran Colombia. Recuperado de: http://repository.ugc.edu.co/handle/11396/5742

Kaplún, M., & García, M. (1985). El comunicador popular. Quito: Ciespal. Recuperado de: https://www.academia.edu/download/56254504/Comunicador_Popular_Kaplun_LFLACSO-PUBCOM.pdf

Pérez-Bustos, T. (2010). La feminización cultural de las prácticas educativas: etnografías de la popularización de la ciencia y de la tecnología en dos países del Sur. CS, (6), 159-192. Recuperado de: http://www.scielo.org.co/scielo.php?pid=S2011-03242010000200007&script=sci_abstract&tlng=pt

Quintero, M., Duque Quintero, D. A., & Duque Quintero, S. P. (2016). La popularización del derecho en la educación jurídica. Advocatus, 13(26). Recuperado de: http://bibliotecadigital.udea.edu.co/handle/10495/2251

Velásquez Sarria, J. (2009). La transversalidad como posibilidad curricular desde la educación ambiental. Revista Latinoamericana de Estudios Educativos (Colombia), 5 (2), 29-44. Recuperado de: https://www.redalyc.org/pdf/1341/134116861003.pdf

Autor entrada: Daniel Escobar

Daniel Escobar
Daniel Escobar es Licenciado en Ciencias Sociales. Actualmente, cursa el pregrado en Gobierno y Relaciones Internacionales de la Universidad La Gran Colombia. También es miembro del Movimiento Libertario y es Cofundador del grupo de investigación y discusión del municipio de La Calera Libertad y Ciudadanía. @LDanielEscobar