¿Qué son y cómo pueden contribuir las empresas a los ODS?

El planeta se enfrenta a retos sin precedentes que nos exigen cambios transformacionales en nuestro modo de hacer crecer la economía, alimentar al mundo y proporcionar empleo digno.
Andrew Steer

Imagen tomada de Cepal https://bit.ly/2YalJIP

Porque me adhiero a la opinión de Ackoff: “la empresa es el medio de progreso y mejoramiento del bienestar de la humanidad, y su objetivo es desarrollar las tareas sociales (producción, educación, recreación, comercio, servicios, etc.), ofreciendo a los particulares el incentivo económico —las utilidades— por su realización” y porque este incentivo y el bienestar no nos presentan una disyuntiva, escribí esta columna sobre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y cómo las empresas (“el medio de progreso y mejoramiento del bienestar de la humanidad”) pueden y contribuyen a éstos.

En 2015 los jefes de estado y gobierno de los países miembros de las Naciones Unidas suscribieron 17 objetivos (divididos en 169 metas) de desarrollo social, ambiental y económico para los próximos 15 años, es decir, a 2030. Estos son: fin de la pobreza; hambre cero; salud y bienestar; educación de calidad; igualdad de género; agua limpia y saneamiento; energía asequible y no contaminante; trabajo decente y crecimiento económico; industria, innovación e infraestructura; reducción de las desigualdades; ciudades y comunidades sostenibles; producción y consumo responsables; acción por el clima; vida submarina; vida de ecosistemas terrestres; paz, justicia e instituciones sólidas; y alianzas para lograr los objetivos. Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) sustituyen a  los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que eran: erradicación de la pobreza; acceso a salud y educación, y cuidado de los recursos naturales.
Desligado de los gobiernos, aunque éstos pueden catalizar los esfuerzos mediante incentivos, las empresas tienen tres formas de contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. La primera es mediante acciones benéficas, esto es, la empresa fuera de sus objetivos aporta a proyectos que solucionen problemáticas sociales, ambientales o económicas. La segunda es, de acuerdo a las operaciones de la empresa, el aumento de las acciones que impactan positivamente a la comunidad y viceversa con las acciones negativas (en otras palabras, incentivar las externalidades positivas y desincentivar las externalidades negativas). La tercera, y última, es el desarrollo de productos o servicios innovadores que contribuyen al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible mientras crean nuevas oportunidades de negocio para todos los empresarios.
Al contribuir a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible las empresas ganan reputación, aumentan sus oportunidades para obtener utilidades, e impulsan que hayan mercados estables, regulados y competitivos, sistemas financieros transparentes e instituciones sin corrupción y bien gobernadas, materias primas y energía accesibles, consumidores con poder adquisitivo y empleados cualificados.
Para que este aporte recíproco se dé (las empresas dan y reciben), la Global Reporting Initiative, el United Nations Global Compact y el World Business Council for Sustainable Development crearon el SDG Compass, 5 etapas  para que las empresas puedan contribuir al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Estas son: primera, el entendimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; segunda, la definición de las prioridades;  tercera, el establecimiento de los objetivos; cuarta, la integración; y, por último, quinta, la comunicación. En el orden anterior permiten construir un consenso inicial, focos de trabajo, planes de acción, compromisos públicos, equipos de trabajo, evaluaciones de la implementación e informes de desempeño.
Una de las empresas que ha empezado a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible es PepsiCo. Su justificación, desde luego, es que las necesidades del consumidor y de la sociedad cambian. Por lo cual vienen adelantando iniciativas de este tipo (Resultados con Responsabilidad) desde el 2006, 9 años antes de que se pactaran los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Sus objetivos, basados en investigaciones, en las expectativas del consumidor y en diálogo con los actores principales, son: primero, contribuir a mejorar la salud y el bienestar a través de sus productos; segundo, proteger nuestro planeta; y, tercero, empoderar a las personas del mundo.
A 2025, en cuanto a productos sus objetivos son que 2/3 de sus bebidas tengan menos de 100 calorías provenientes de azúcares, que 3/4 de sus alimentos no tengan más de 1,1g de grasas saturadas, que  3/4 de sus alimentos no tengan más de 1,3mg de sodio, y dar 3000 millones de porciones de comida a comunidades de escasos recursos. En cuanto a planeta, sus objetivos son mejorar un 15% la eficiencia del uso de agua en su cadena de suministro, un 25% la eficiencia del uso de agua en su producción directa, reducir un 20% las emisiones de gases invernadero, a 0 los residuos a vertederos, y un 50% el desperdicio de alimentos. Y en cuanto a personas, su propósito es, por medio de la fundación PepsiCo, invertir 100 millones de dólares para impulsar iniciativas que beneficien a 12,5 millones de mujeres y niñas en todo el mundo.

Otra empresa que acata estos objetivos es Kelloggs, compañía estadounidense de cereales. Según su reporte anual de responsabilidad corporativa, contribuir a que las familias crezcan y prosperen está alineado con su misión y los valores de su fundador, Will Keith Kellogg. Sus objetivos, o pilares, son: nutrir con nuestros alimentos; alimentar a quienes más lo necesitan, y contribuir con nuestra planeta.

Para contribuir a una nutrición balanceada, a 2020 su compromiso fue que sus cereales tuvieran menos de 10 gramos de azúcar por cada 30 gramos, a 2016 se había completado un 90%. Actualmente el 85% de sus cereales tiene 150 miligramos de sal por cada 30 gramos. Para alimentar a quienes más lo necesitan, en 2013 crearon el programa Desayunos para Mejores Días, a 2016 entregaron 1400 millones de raciones de productos Kelloggs en todo el mundo. La continuación de este programa, Mejores Días, aspira a entregar 2,5 mil millones de porciones de alimentos para el 2025. Para contribuir al “abastecimiento responsable y, por ende, la agricultura sustentable”, en 2016 terminaron de apoyar a 15 mil pequeños productores que hacen parte de su cadena de suministro para que iniciaran la aplicación de agricultura climáticamente inteligente, la fecha para esto era 2020. También consiguieron que 294 mil agricultores implementaran prácticas sostenibles en sus tierras.
Estas no son las únicas empresas que se proyectan para promover los Objetivos de Desarrollo Sostenible. De 986 empresas encuestadas, 71% planea cómo hacerlo y 41% dice que lo va a incorporar. Por lo que, como conclusión, la invitación es a que más empresas (principalmente en nuestro país, Colombia) se unan y consigan beneficiarse a sí mismas mientras ayudan a mejorar el mundo.
Referencias

EY. (2015). ¿Cómo pueden contribuir las empresas a los objetivos de desarrollo sostenible? Recuperado de https://www.ey.com/Publication/vwLUAssets/ey-como-pueden-contribuir-las-empresas-a-los-objetivos-de-desarrollo-sostenible/$FILE/ey-como-pueden-contribuir-las-empresas-a-los-objetivos-de-desarrollo-sostenible.pdf?fbclid=IwAR2xfgSywGvGSlwjW4r5e-03wRDRHSWuYNhqBwiAdns5wI756ykEpOp7pGM

Hablando con Kelloggs. (2017). Reporte anual de responsabilidad corporativa. Recuperado de https://www.hablandoconkelloggs.com/es_MX/content/sustentabilidad/reporte-anual-de-responsabilidad-corporativa-2016-2017.html

Melo, J; Villa, L; Naranjo, A y Zenteno, A. (2015). Empresas y objetivos de desarrollo sostenible. Medellín, Colombia. Recuperado de http://innove.com.co/wp-content/uploads/2016/05/Documento-EmpresayODS_INNOVE-2016.pdf?fbclid=IwAR1ws0Wn6FDGKa4yGvsGfo_LLihwoBQhx0r6YTVWc4eOdrxqTR23Jl-mWTM

PepsiCo (2016). PepsiCo lanza su agenda de sostenibilidad 2025 diseñada para satisfacer las necesidades cambiantes de los consumidores y la sociedad. PepsiCo. Recuperado de https://pepsico.es/media/releases/view/pepsico-lanza-su-agenda-de-sostenibilidad-2025-disenada-para-satisfacer-las-necesidades-cambiantes-de-los-consumidores-y-la-sociedad-.html?fbclid=IwAR3ZnLBkfHyhm9-WsCK1NbwnLoBgHBPy5CCVqeUANQfojDgrSvjcnSpiAmc

Remacha, M. (2017). Empresa y objetivo de desarrollo sostenibles. España. Recuperado de https://media.iese.edu/upload/ST0438.pdf?fbclid=IwAR15NC73bS8QiCafFPH_jen6IM_QAB7EP_8LIKri0wwaVifrtfTOoo8ZAwQ

Autor entrada: Martín Sánchez

Martín Sánchez
Estudiante de Economía @UNColombia. Pasante @Cil_Libertad. Columnista @lasillavacia. Old Whig. @MartinSanchezD