Migraciones y medio ambiente: la importancia de la Iniciativa Nansen

(Imagen tomada de Revista Madre Tierra http://bit.ly/2unHzIU)

 

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de la Revista John Galt.

 

Las razones por las cuales las personas se ven obligadas a abandonar sus hogares son diversas. Hay causas que están directamente relacionadas con las alteraciones en el medio ambiente y desastres naturales inducidos, o no, por el ser humano. Desde la Conferencia e Iniciativa Nansen, principalmente, la comunidad internacional se ha encargado de reunir las buenas prácticas y directrices para la gestión del desplazamiento ambiental interno y transnacional; un asunto invisibilizado que requiere de una amplia y ágil difusión. Esta columna es un intento por resaltar su labor y promover su traducción a los contextos locales.

 

La Conferencia Nansen fue crucial en la construcción de redes de cooperación internacional sobre migraciones, cambio climático y desastres. Allí convergieron actores protagonistas de Naciones Unidas y otras organizaciones internacionales, gobiernos, organizaciones no gubernamentales y miembros de comunidades científicas de un amplio rango de disciplinas. Al ser una Conferencia promovida desde los gobiernos, sin alguna organización internacional tomando control de la agenda, se evitó el acercamiento a temas relacionados con mandatos institucionales. Esto ayudó a sentar las condiciones para que se diera un espacio relativamente neutral, permitiendo la participación de otros Estados y formuladores de política. El producto más significativo de esta Conferencia fueron los Principios Nansen.

 

A través de los Principios Nansen se intentó consensuar respecto a la mejor forma de abordar la problemática de los desplazamientos internos en el contexto de los desastres ambientales repentinos y de lenta aparición. Estos Principios son recomendaciones sobre el tratamiento del desplazamiento interno en contextos, no solo de cambio climático, sino también de desastres en general.

 

A pesar de que los Principios Nansen no son un instrumento de derecho vinculante, han servido como marco político para tratar el fenómeno del desplazamiento ambiental. Gracias también al apoyo que recibieron desde el Comité Permanente Interagencial de las Naciones Unidas durante la Conferencia de Cancún sobre el Cambio Climático (2010), los actores vinculados se comprometieron a adoptar medidas para mejorar la coordinación y cooperación respecto a los desplazamientos inducidos por el cambio climático.

 

No obstante, persistía la necesidad de buscar respuestas para el desplazamiento ambiental transnacional. En el 2012 se lanzó la Iniciativa Nansen, en donde también se abordó la problemática del desplazamiento interno, pero se enfatizó en el desplazamiento transnacional inducido por los efectos del cambio climático y los desastres en general.

 




El propósito de la Iniciativa Nansen ha sido crear un consenso entre los Estados sobre la mejor forma de abordar el fenómeno del desplazamiento ambiental. En el marco de esta Iniciativa se espera que se multipliquen las reuniones de consulta regionales y nacionales, y los aportes que desde la academia y las organizaciones de la sociedad civil se hacen al tema. Bajo esta lógica, la Iniciativa Nansen ha construido una identidad de grupo, en donde cada integrante ha asumido su papel como garante de los derechos de los desplazados ambientales, incluyendo también a quienes no han sido víctimas de los efectos del cambio climático.

 

La Agenda para la Protección de las Personas Desplazadas a través de las Fronteras en el Contexto de Desastres y Cambio Climático, aprobada mediante una consulta intergubernamental en octubre de 2015 en Ginebra, Suiza, consolidó los productos de una serie de consejos regionales en donde participaron los gobiernos y organizaciones de la sociedad civil en el marco de la Iniciativa Nansen.

 

El propósito de la Agenda es mejorar el entendimiento, proveer un marco conceptual e identificar las prácticas más efectivas sobre la protección de los desplazados ambientales transnacionales. Sin embargo, no sólo se refiere a este tipo de desplazamiento. En cuanto al desplazamiento interno, también se propone mejorar la acción encaminada a la gestión del riesgo de desplazamiento por desastres en los países de origen. En este sentido, se ratifica la complejidad que reviste el fenómeno del desplazamiento ambiental. Se reconoce que de nada sirve enfrentar el desplazamiento de carácter transnacional sin una respuesta paralela que se dedique a la gestión del desplazamiento interno, o viceversa.

 

En cuanto a las causas de los movimientos, la Agenda no distingue entre el desplazamiento inducido por desastres ambientales en general y el causado por los efectos adversos del cambio climático. La Agenda se ocupa del desplazamiento inducido por desastres relacionados con eventos hidrometeorológicos y climatológicos –como deslizamientos, tornados, ciclones, inundaciones, salinización de las aguas y derretimiento glacial-, y aquellos derivados de eventos geofísicos –como terremotos, tsunamis o erupciones volcánicas–.

 

Una vez fueron definidos los contenidos de la Agenda y se construyó el documento definitivo, la Iniciativa Nansen cuenta por fin con un robusto asidero para acelerar su consolidación como plataforma que permita ratificar el proceso de producción normativa en el contexto internacional y el posicionamiento del debate en los niveles locales. Gracias a la Agenda, la Iniciativa Nansen es ahora un importante punto de referencia para la comprensión del estrecho vínculo existente entre las migraciones y el medio ambiente, así como para fortalecer la idea de que la gestión del desplazamiento transnacional requiere de un trabajo paralelo que se encargue de este mismo problema en la escala nacional. De cara al futuro, el éxito de la Iniciativa Nansen como plataforma dependerá de la intensidad y profundidad de la difusión que se le dé a la Agenda como herramienta para la gestión del desplazamiento ambiental en toda su complejidad.

 

En esta columna se recogieron algunos de los planteamientos de Walter Kälin (2012) en su artículo “De los Principios Nansen a la Iniciativa Nansen” y de Jane McAdam (2013) en su artículo “Creating new norms on climate change, natural disasters and displacement: international developments”.



Autor entrada: Juan José Ramón Tello

Juan José Ramón Tello
Juan José Ramón Tello es Politólogo de la Universidad Nacional de Colombia y Magíster en Estudios Internacionales de la Universidad de los Andes. Apasionado por el periodismo.