¿Por qué es imposible el cálculo económico en el socialismo?

(Imagen tomada de Peru21 https://goo.gl/Ao6yZk)

 

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de la Revista John Galt.

 

Empecemos definiendo qué es el socialismo: el socialismo es todo sistema agresión institucional contra la vida o la propiedad. De acuerdo a esta definición, encontramos socialismos de tipo real, socialdemócrata, sindicalista, etc. Si partimos de que todos estos sistemas quieren abolir el dinero y el interés, es imposible realizar el cálculo económico dentro de ellos.

 

Pero, ¿por qué es imposible? Primero tenemos que definir qué es el dinero y el interés. El dinero no es más que un método de intercambio indirecto. Y el interés no es más que el dinero que se percibe por la preferencia inmediata de un bien a su preferencia futura. ¿Qué errores encontramos a partir de esto? Si eliminamos los métodos de intercambio indirecto, porque el socialismo exige abolir el dinero, nos toparíamos con un intercambio directo, más conocido como trueque, etapa primitiva del hombre; nos encontraríamos entonces con unas variables heterogéneas, vacas, tierras, casas, etc., además de un sistema de agresión institucional que no cuenta con patrón ni con la información para efectuar estos intercambios. Si eliminamos el interés, estaríamos ante un sistema que desconoce la preferencia inmediata y la preferencia futura, agotando, de inmediato, los bienes del territorio donde se implante el socialismo, también , estaríamos llevando, de forma riesgosa, a hacer inversiones que no son necesarias, dejándonos al borde de una recesión; justamente, cuando el Estado intenta bajar la tasa de interés, aumentando la expansión crediticia, sucede una recesión (teoría del ciclo económico).

 




Como el intercambio mediante el trueque quedó atrás, plantearon el valor hora-trabajo. Otro error. Omitiendo que no todos los trabajos equivalen a lo mismo, mejor dicho, no existe un factor trabajo mediante el cual se pueda efectuar este cálculo; existen cuanto menos miles de categorías y clases de trabajo, entonces, precisamente, como con el trueque, nos encontramos ante variables heterogéneas con las que no se puede efectuar ninguna operación. Sin embargo este no es el único problema, también nos cruzaríamos con los recursos que provee la naturaleza que no tienen horas de trabajo, pero sí tienen un valor real. Entonces, como con el trueque, es imposible llevar a cabo el cálculo económico con el valor hora-trabajo.

 

Por último, advirtiendo todos estos errores ya mencionados, los teóricos socialistas pensaron realizar el cálculo económico en unidades de utilidad; lo cual es aún más absurdo, teniendo en cuenta que el órgano de planificación central socialista lo que busca es eliminar también la utilidad, utilidad que además es subjetiva –el valor es subjetivo- entonces no ha habido ni puede haber una teoría objetiva de la utilidad.

 

Los siguientes modelos que desarrolló el socialismo se basan en análisis matemáticos estáticos que poco o nada se acogen a la realidad. Entonces sí, en un modelo estático, si se tiene toda la información requerida, se  puede efectuar el cálculo económico. Pero, ni la economía es estática, ni un órgano de planificación central puede hacerse con toda la información para efectuar el cálculo económico. Así caen, uno a uno, todos los argumentos para efectuar el cálculo económico en una economía socialista.




Autor entrada: Martín Sánchez

Martín Sánchez
Martín Sánchez es estudiante de Ingeniería Química en la Universidad Nacional de Colombia. Director Nacional de Juventudes del Movimiento Libertario. Coordinador local de Students For Liberty. Columnista en PanAm Post. Old Whig. @MartinSanchezD