Soluciones a la movilidad en Bogotá

(Imagen tomada de Portafolio https://goo.gl/BQQk7y)

 

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de la Revista John Galt.

 

Bogotá necesita un sistema de transporte multimodal, esto implica que, de acuerdo a su recorrido, cada ciudadano tenga, como opción de uso, diferentes sistemas de transporte que se complementen y satisfagan sus necesidades en cuanto a distancia y tiempo se refiere. Bicicleta dentro de un perímetro de 10km, sistema de buses dentro de un perímetro de 20km y metro dentro de un perímetro de 30km serían la solución. Cada sistema apoyado con la infraestructura necesaria para su correcto funcionamiento.

 

Esta ciudad cumple dos condiciones fundamentales para el transporte en bicicleta: 1) Se está en una meseta por lo que la mayoría de la ciudad es plana, menos los cerros orientales. 2) Se tiene la temperatura promedio mundial, 15ºC. Bajo estas dos premisas, efectuando las matrices origen-destino necesarias, se puede empezar a construir la cicloinfraestructura para movilizar a los bogotanos que estén a 10km o menos de su destino diario. 4 metros de ancho para carriles ida y vuelta, amplias banquetas y zonas verdes, no solo generarían un alivio en la movilidad de la ciudad, sino un crecimiento económico y social alrededor de estas nuevas avenidas ciclísticas.

 

 

Un sistema de buses para los recorridos de 20km o menos necesita mejorar la velocidad promedio a la que, con todas las externalidades de una ciudad, se puede mantener un bus. Para reducir la congestión, que es una de las principales problemáticas que afecta la movilidad, se debe apuntar a carriles exclusivos para buses. Sin congestión, planificando al igual que con la cicloinfraestructura las matrices origen-destino, con una velocidad de 20km/h a 30km/h, se lograría que cada ciudadano llegue a su destino en menos de una hora. Una buena cifra teniendo en cuenta las largas esperas que se pueden presentar en el tráfico de la ciudad.

 

El metro, por la velocidad que puede alcanzar, resulta ser adecuado para los recorridos de 30km o menos en Bogotá. Velocidades entre 30km/h y 60km/h lograrían que cada ciudadano llegue en menos de una hora a su destino. La mejor opción para este proyecto sería un metro subterráneo por captura de valor como se hizo en Hong Kong. No les quitaría espacio a los peatones, a las bicicletas y/o a los carros. Las zonas por donde pasarían las líneas de metro no entrarían en detrimento patrimonial. Y ayudaría en las finanzas de la ciudad, ya que alrededor de las estaciones se podrían crear viviendas, centros comerciales, etc., que pagarían un impuesto por la valorización de la zona. Tal como en Hong Kong, gestionado por privados, se lograría una mayor eficiencia en el manejo de este sistema de transporte.

 

La bicicleta complementaría al metro y a los buses en recorridos de cortas distancias. Los buses complementarían al metro en recorridos de distancias medias. Y el metro se volvería el eje del sistema de transporte multimodal de la Bogotá del futuro.

Autor entrada: Martín Sánchez

Martín Sánchez
Old Whig. @MartinSanchezD