¿Quién es Leopoldo López y por qué es tan importante para Venezuela?

(Imagen tomada de #SetThemFREE https://goo.gl/8xEPSZ)

 

Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de la Revista John Galt.

 

La cuestión social en Venezuela ha atraído el foco de la comunidad internacional, esto debido a la gran crisis social, económica, política e institucional del gobierno socialista de Nicolás Maduro. Ahora bien, el propósito acá no es explicar el cómo, el cuándo y el porqué de ésta crisis social, sino explicar a todo aquel que no se encuentra en Venezuela y a los más despistados que sí lo están, quién es Leopoldo López y qué rol cumple en el panorama político venezolano.

 

Golpe de Estado

 

Tan solo en sus inicios, Leopoldo López participó en las movilizaciones convocadas por la oposición contra el régimen de Hugo Chávez, que si bien éste todavía no había asumido la ideología socialista públicamente, sus políticas de gobierno sí lo comenzaban a ser. López participó en el arresto del ministro de Interior y Justicia, Ramón Rodríguez Chacín; sin embargo, la causa que se seguía a López por este hecho fue sobreseída el 31 de diciembre de 2007 debido a la amnistía otorgada por Hugo Chávez.

 

Alcalde del Municipio Chacao

 

El 30 de julio del año 2000, Leopoldo López fue electo como alcalde del municipio Chacao de Caracas, con el 51% de los votos en las elecciones generales o también llamadas mega elecciones convocadas por motivo de la nueva Constitución, recién aprobada en diciembre del año anterior. Posterior a eso, la gestión de López se caracterizó por obras de mediana envergadura en el municipio, algunas reconocidas, como la Escuela Municipal Juan de Dios Guanche, calificada por el Diario El Universal en ese entonces como “la más moderna escuela pública construida en el país durante los últimos 20 años”. Fue así como consiguió reelegirse para un segundo mandato consecutivo en las elecciones regionales del año 2004, en la cual triunfó con el 81% de los votos.

 

Inhabilitación

 

En el año 2008 se propuso postularse como Alcalde de Caracas; sin embargo, el gobierno socialista, viendo el potencial problema de reafirmar el liderazgo de López en la Alcaldía Mayor, decide actuar a través de la Contraloría General de La República, la que procede inhabilitándolo a optar a cualquier cargo público hasta el año 2014; no obstante dicha medida sancionatoria fue revisada por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, la cual falló con unanimidad a favor de López, pero esto no bastó para que el gobierno del, en ese entonces, Presidente de La República Hugo Rafael Chávez Frías procediera alegando que el fallo de la Corte era contradictorio e inexacto, alegatos ratificados por la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia, la cual ratificó la inhabilitación de López hecha por la Contraloría General.

 

En junio de 2008 López llegó a reunirse, aunque sin resultados concretos, con el entonces candidato presidencial de EEUU, Barack Obama. “Estamos siendo obstruidos, porque podemos ganar, tenemos los votos y el gobierno lo sabe. Si permite que participemos en la contienda el mito de que Chávez es el único representante de las masas pobres de Venezuela será destruido, es por eso que están tratando de sacarme a la fuerza” comentó López a Obama.

 

Protestas del 2014

 

En febrero del año 2014, inicia la construcción de lo que terminaría siendo la figura de Leopoldo López hoy día; López a diferencia del ya dos veces candidato a la Presidencia de la República, Henrique Capriles Radonski, representaba el ala extrema o radical de la oposición Venezolana, alegaba que el régimen socialista no saldría por vía electoral, ya que había, de alguna forma, encontrado la manera de arreglar los resultados electorales al ejercer influencia política sobre el Consejo Nacional Electoral.

 

A pesar de no alcanzar los increíbles extremos de la actualidad, la crisis en Venezuela para ese entonces era severamente aguda; escasez de productos de primera necesidad, inflación que no paraba de aumentar, olas de migración hacia países con más libertad. Sin embargo, la muerte de Chávez no llegaba al año, por lo que la lealtad de los que fueron militantes chavistas durante década y media seguía intacta, y únicamente pensaban que la situación era temporal.

 

El 12 de febrero, la Jueza del Tribunal Décimo Sexto (16º) en funciones de control, emitió una orden de arresto para Leopoldo López, bajo los cargos de instigación a cometer crímenes, intimidación pública, incendio provocado a un edificio público, daños a propiedad pública, homicidio, perjuicios serios, incitación a crear disturbios y terrorismo. Al día siguiente López retó a Maduro por Twitter diciendo: “no tienes las agallas para meterme preso? O esperas ordenes de La Habana? Te lo digo: La verdad esta de nuestro lado”. Lastimosamente, el gobierno de Maduro no cedió y López se entregó a la Guardia Nacional en plena protesta rodeado por sus seguidores, quienes le gritaban y exigían que no se entregase.

 

La única alternativa a aceptar el arresto, dijo López bajo la estatua de José Martí, era irme del país, ¡Pero yo nunca me voy a ir de Venezuela!

 

 

Ramo Verde

 

López fue internado en la Cárcel de Ramo Verde, un centro de detención militar en las afueras de Caracas, la que fue una elección ampliamente criticada. López, católico devoto, fue prohibido de ir a la Iglesia o de recibir la visita de un sacerdote, aunque sí se le ha permitido, hasta el momento, salir a tomar aire, ejercitarse por una hora y durante algún tiempo se le permiten algunas comodidades.

 

La Human Rights Watch (HRW) dijo: “El gobierno venezolano ha adoptado abiertamente las tácticas habituales de los regímenes autoritarios, y ha encarcelado a opositores, censurando medios de comunicación e intimidando a la sociedad civil”.

 

El 4 de enero de 2015, el presidente Nicolás Maduro propuso como forma de liberar a Leopoldo López, enviarlo a EEUU en intercambio por la liberación del independentista puertorriqueño Oscar Rivera. A pesar de que La Casa Blanca rechazó la proposición del Gobierno venezolano, justo antes de finalizar su mandato, Barack Obama, le concedió el perdón a Rivera y conmutó su condena a prisión que finalizará el próximo 17 de mayo; a lo que el mandatario venezolano respondió: “él nunca mató a nadie, nunca quemó a nadie ni destruyó nada, su único delito fue pedir la independencia de Puerto Rico en el siglo XX y XXI y estuvo 35 años preso”, “Yo hice un comentario jocoso. La Justicia venezolana procesará ese caso”.

 

El 23 de octubre de 2015, Franklin Nieves, fiscal en el juicio de López, quien huyó del país, declaró que el juicio fue una farsa y que fue presionado por altos funcionarios del gobierno venezolano. Nieves, divulgó un vídeo de una entrevista en donde dice: “Decidí salir con mi familia de Venezuela en virtud de la presión que estaba ejerciendo el ejecutivo nacional y mis superiores jerárquicos para que continuara defendiendo las pruebas falsas con que se había condenado al ciudadano Leopoldo López”.

 

A pesar de estar preso en Ramo Verde, en septiembre de 2016, López lideró encuestas de personas militantes y simpatizantes de la oposición venezolana sobre una posible candidatura presidencial.

 

La Figura Política

 

Grupos de derechos humanos consideran a López como el “más prominente prisionero político de América Latina”.

 

Barack Obama pidió la liberación de López: “Estamos en solidaridad con aquellos que están detenidos en este mismo momento”. El 8 de octubre de 2014, un Grupo de trabajo de las Naciones Unidas dictaminó que los derechos de López fueron violados y exigieron su liberación inmediata, posteriormente el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra’ad Al Hussein, pidió la inmediata liberación de López y todos los venezolanos detenidos durante las protestas de 2014, a estas exigencias se sumaron la Internacional Socialista y el jefe de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini. No obstante, como proceder propio de un régimen autoritario, el gobierno de Maduro hizo oídos sordos a las exigencias de los diferentes organismos e instituciones internacionales, alegando que se trata de una injerencia en los asuntos internos de Venezuela.

 

Hoy mismo, a pesar de estar pagando la condena de trece años en prisión, López es la figura política más prominente del país, debido a que fue el líder opositor que en el año 2014 juntó el coraje para tomar las acciones contra el gobierno. Debido a su inoperatividad política su figura es intachable, ninguna acción y baja de popularidad que puedan tener los otros políticos opositores en activo como Capriles Radonski o Henry Ramos Allup, le afecta.

 

Desde entonces y gracias a un conjunto de acciones, desde encadenarse frente al Vaticano hasta reunirse con Donald Trump en el salón Oval, realizadas por la esposa de López, Lilian Tintori se ha convertido en una auténtica figura política en Venezuela llevando la voz y la insignia de la libertad en nombre de su esposo. López, gracias a su esposa que no ha dejado olvidar su imagen y a una estupenda labor del Diputado a la Asamblea Nacional y dirigente de Voluntad Popular –partido político del cual es militante López-  Freddy Guevara, Leopoldo López y su partido cuentan hoy con más apoyo y respaldo popular que todas las fuerzas políticas juntas.

Autor entrada: Jose M. Vieira

Jose M. Vieira
"Si la libertad significa algo, será, sobre todo, el derecho a decirle a la gente aquello que no quiere oír".